Pon tus calzados como nuevos con este buen blanqueador natural.

Los calzados blancos son como los cuellos de camisa; algo muy difícil y dificultoso de mantenerlos limpios ya que se manchan de cualquier cosa. Las zapatillas blancas se ven fenomenal cuando están nuevas, pero luego que te las pones suelen tomar un color amarillento o marrón manchoso debido a la suciedad que se va reuniendo a los lados y a la punta. Pero es algo bien complejo conservarlas limpias.

En esta ocasión te deseamos mostrar un blanqueador de zapatillas completamente casero, los ingredientes vitales será el famoso bicarbonato de sodio y el vinagre blanco. Estos dos componentes son excelentes para limpiar telas, y más blancas.

Su manejo tiene como meta ser un antibacteriano, ya que agitan por completo las bacterias y los hongos que inducen los pies y esto causa un olor desagrádale. Los ingredientes que necesitaras serán los siguientes: media taza de vinagre blanco, un cuarto de taza de bicarbonato de sodio y un cepillo.

TE PUEDE INTERESAR: Deja tu baño totalmente limpio, reluciente eliminando germenes en segundos sin gastar dinero

¿Cómo podemos fabricar esta receta? Simple, combine el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco, cuando baje la espuma que se crea, frote el remedio sobre las zapatillas con ayuda del cepillo y cepilla. Deja que este producto haga su trabajo por unos 30 minutos y limpia. Recuérdate de los cordones, estos son una zona clave en el calzado y sin embargo a veces nos olvidamos de ellos.

Verdaderamente gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te hallas útil esta información, por favor compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado. Si nunca comentas, al menos dime HOLA y sabré que me lees. Si además te gusto la receta, comparte la publicación en tu muro y podrás verla cuando quieras.

Lo que se recomienda en Viasaludable.com simplemente es para fines informativos y educativos. Viasaludable.com no va a sustituir NUNCA los consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Compartir