En el momento que sepas por qué derramo aceite de oliva en cáscara de naranja; irás hacerlo también.

En el invierno, es habitual que las familias se unan para pasar tiempo reunidos. Fundamentalmente en los días célebres de diciembre, las familias realizan extendidos viajes para juntarse con sus otra familia luego de tanto tiempo. Por eso es habitual que queramos que nuestros hogares estén bien adornados y acogedores para los que vendrán. Si el lugar donde residimos es muy frio, corrientemente encendemos velas para conservar el ambiente caliente. En este post, te mostraremos como conseguir provecho de las cáscara de naranja con un uso inconcebible.

Elabora velas aromáticas con cáscara de mandarina o naranja.

En primer lugar, lo que debes hacer es, escoger la mandarina y trozar con un cuchillo una raya a la mitad. Esta línea debe ser realizada de grafía horizontal, de tal manera que puedas destrabar la mitad de la cáscara. Con flexibles movimientos, ve cediendo la cáscara y sepárala de la fruta sin destrozarla.

A continuación, escoges una de las cáscaras (beneficiosamente la parte de arriba o la que tenga una pequeña mecha) y le derramas el aceite de oliva. La cantidad yacerá de ¼ de su tamaño presente, es decir, echarás aceite hasta que se colme una cuarta parte de la cáscara.

A la cáscara de la parte de arriba deberás hacerle diversos cortes como en forma de estrella. Ahora, escoges un fósforo y ardes la mecha de la cáscara con el aceite. Para terminar, ubicas la otra cáscara arriba y tu vela aromática y atractiva está acabada. Procura situarla en un lugar que no sea riesgoso, y extinguirla cuando vayas a salir. En el siguiente video lograrás ver con más detalles como arreglarlas.

Compartir