Métodos y tratamientos para los enfermos de Hernias; no sufra más con cirugías que ponen su vida en juego.

¿Que son las hernia? Se llama hernia o quebradura a la salida de una parte de los órganos de la cavidad torácica o del abdomen (intestinos), que hacen presión directamente sobre la piel, formando un tumor blando.

Causas para las hernias: La causa es debido a la debilidad de los tejidos, que se rompen al hacer un esfuerzo anormal, un movimiento en falso, los gritos (niños), la tos insistente (ancianos).

Tratamiento para las hernias: Debe consultarse al médico que determinará conforme el caso qué se debe hacer. Si la persona no sufre de ciertas enfermedades que puedan complicar la operación, como ser:

Diabetes, enfermedades del corazón o pulmonares crónicas lo mejor es operarse. Si la operación es rechazada por el pa ciente o no puede ser operado, debe usarse un braguero a medida y bien ajustado.

En todos los casos, los baños vitales son muy recomenda dos, pues fortalecen los tejidos. Aun después de operado, el pa ciente debe tratar de fortalecer los tejidos del cuerpo, para que no se produzca nuevamente la hernia.

El mejor régimen es el vegetariano con abundancia de frutas, verduras, cereales inte grales y leche de buena calidad.

Baños de asiento calientes.

Jamás deben prepararse con agua sola. De ordinario echo en el agua caliente una de las sustancias siguientes, que dan nombre al baño:

a) Cola de caballo.

b) Paja de avena.

c) Flores de heno.

La gestación es igual para las tres variedades de baño. Se echa la sustancia vegetal en una vasija, se vierte sobre ella agua hirviendo y se deja al fuego la mezcla, para que cueza algún tiempo.

Luego se retira la vasija, se deja enfriar el cocimiento hasta la temperatura de 30 a 32 grados, rara vez hasta 37° C, y se echa todo en el lebrillo o barreño. La firmeza
de este baño es de un cuarto de hora, y la misma cocción puede servir para dos o tres sesiones.

La segunda sesión poseerá lugar en frío, 3 o 4 horas después de la inicial, y la tercera una hora después de la segunda, siendo su duración de 1 a 2 minutos simplemente.

Estos baños deben tomarse, a lo sumo, tres veces por semana; por regla general, alternando con baños fríos o bien para el tratamiento de males muy arraigados, como hemorroides inveteradas, fístulas del recto, desarreglos del intestino ciego y análogos.

Las hernias o quebraduras no son obstáculo para tomar estos baños. Veamos ahora los usos especiales de cada clase.

Si te agradó la información, no te olvides compartir lo bueno. Por consiguiente, si nunca comentas, por lo menos dime “hola o gracias” y así sabré que me lees. Comparte lo bueno.