La doña del lado ni se podía mover del dolor en las articulaciones, logró caminar por este remedio.

Si bien es cierto, es probable que alguna vez has concebido cierto dolor en los huesos o en las articulaciones, entonces, conoces lo molesto que resulta ser, tanto que llega a evadir llevar una vida normal. A pesar de que, estos dolores pueden relacionarse con la edad, además le puede pasar a cualquiera, ya que se manifiesta por múltiples principios.

Sufrimiento en los huesos, sensibilidad o dolores musculares es un inconveniente común, sobre todo entre aquellos que son de mediana edad o superiores. Cuando se es joven, la salud ósea es algo que rara vez uno se debe intranquilizar. Sin embargo, a medida que pasan los años, se convierte gradualmente en una de las importantes causas de preocupación.

A medida que se envejece, el cuerpo padecen muchos cambios, el tamaño muscular y la densidad ósea generalmente se reducen a medida que te pones menos activo, haciéndote más propenso a lesiones y fracturas óseas por uso descomunal. Acá ofrecemos una increíble receta popular que va a hacer milagros para tu salud ósea, sobre todo cuando se hace con regularidad.

Algunos especialistas confirman que el dolor de huesos no existe, que lo que duelen son las articulaciones. Pero, otros aseveran que es a través de este síntoma que se advierte tanto el cáncer de huesos como fracturas y grietas. Al final, este sufrimiento óseo es una gran molestia y un síntoma que debe tomarse con bastante seriedad, ya que un dolor de huesos o bien articulaciones cuando no son producidos por artritis, tanto el reposo como el ejercicio son esenciales. En este caso, el uso de baños calientes, masajes y estiramientos con mayor frecuencia es obligatorio.

REMEDIO CASERO PARA CURAR HUESOS Y ARTICULACIONES

Los dolores de huesos, se pudieran confundir con dolores articulares, una de las primordiales causas de esta molestia es la artrosis. Este es un sufrimiento que se genera por el desgaste creciente del cartílago de la articulación, que hace que los huesos rocen unos con otros. Además de esto, cualquier articulación puede notarse perjudicada tales como, hombros, manos, rodillas, caderas, cintura, cuello, entre otras.

A pesar de que los sufrimientos de espalda, sobretodo en la zona lumbar, se pueden deber a una mala postura, al levantar algunos objetos pesados o bien por una tensión nerviosa. Igualmente puede tratarse de hernia de disco, que se ubica en la zona lumbar, provocando inclusive dolor en las piernas.

QUE NECESITAS:

Resultado de imagen para 100ml de yodo

300ml de alcohol (70%), 100ml de yodo, diez pastillas de aspirina de 300 mg. Todos los ingredientes son de fácil acceso y se pueden adquirir en una farmacia local. El yodo tiene fuertes propiedades antisépticas y es muy provechoso contra una amplia variedad de formas de vida patógenas, conteniendo organismos microscópicos, protozoos, infecciones, hongos o bacterias.

PREPARACIÓN: Primero machaca las aspirinas hasta convertir en un polvo. Luego, mezcla este polvo con el alcohol y yodo. Ahora, deja descansar esta mezcla en un sitio oscuro por 21 días. Aplica, una buena cantidad sobre la parte que quieres curar tus huesos y articulaciones, efectuando suaves masajes hasta que se haya asimilado por completo el remedio. Incluso, dependiendo donde se encuentra el dolor se puede efectuar una compresa.

RECOMENDACIONES A SEGUIR:

Necesitas verificar tu peso, si se tiene obesidad es una carga auxiliar sobre los huesos y articulaciones. Actividad física, la gimnasia, estiramientos y la natación son los mejores ejercicios para curar huesos y articulaciones. Desarrolla el consumo de calcio, es importante ingerir de forma normal alimentos tales como: harinas integrales, semillas de sésamo, de chía, entre otros. Precaución al instante de cargar algún objeto pesado, ya que se debe repartir bien su peso. No dejes de probar este eficaz remedio para aliviar y curar los dolores en los huesos y articulaciones.

Si te agradó la información, no te olvides compartir lo bueno. Por consiguiente, si nunca comentas, por lo menos dime “hola o gracias” y así sabré que me lees. Comparte lo bueno.