La Cáscara de Mandarina; fuente de fuerza asombrosa. 7 Problemas que puedes sanar con ella.

Si bien es cierto, la mandarina como muchos saben es una fruta cítrica muy parecida en su forma a la naranja, son un poco más chicas y su cascara es más fina. Es una fruta dulce, jugosa y además proporciona vitaminas y nutrientes, siendo así una excelente opción para tu merienda, ya sea a media tarde o a media mañana.

Por otro lado, la cáscara de la mandarina contiene aceites esenciales que son utilizando en la industria del perfume y también en productos para el cuidado de la piel. Sin embargo, ciertas personas desconocen una de las propiedades ocultas que posee esta deliciosa fruta, en especial la cascara.

Lo más usual es observar como las personas tiran la cascara al momento de pelar una mandarina, ya que se considera como basura, y la verdad es que ignoran los beneficios medicinales que contiene.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR AL CUERPO LA CÁSCARA DE MANDARINA?

Por si no lo entendía, la cascara de mandarina contiene muchos beneficios que te ayudaran con los niveles buenos de colesterol, azúcar en la sangre y además te ayudará a tener un hígado sano. Se han realizado algunos estudios que revelan que ayuda a la salud de tu sistema digestivo, permitiendo digerir mucho mejor los alimentos grasos.

Estos son algunos de los males que puedes curar con la cascara de mandarina y la manera de prepararla

Resultado de imagen para cascara de mandarina

BRONQUITIS:

Agrega dos cucharadas de cáscara de mandarina a un vaso de agua hervida, déjalo reposar durante una hora para después beberlo. Lo puedes tomar tres veces al día y así podrás eliminar la bronquitis de manera rápida y natural.

TOS:

Deberás dejar secar las cascaras y en pedazos pequeños, en un vaso de agua caliente agrega tan solo dos cucharadas de la cascara y dejarla reposar en un lugar fresco durante una semana, ya transcurrido este tiempo cuélala y tomarás solo 20 gotas del líquido disueltas en un vaso con agua y tomarlo antes de cada comida tres veces al día.

Si te agradó la información, no te olvides compartir lo bueno. Por consiguiente, si nunca comentas, por lo menos dime “hola o gracias” y así sabré que me lees. Comparte lo bueno.