Un padre se durmió con su bebé de 8 meses en los brazos y jamás más se despertó.

La realidad es que la muerte sorprendió a un padre de 42 años cuando tenía a su hijo en brazos.

DJ Giddy, como era conocido popularmente, se había despedido de su novia y le dio un beso de buenas noches a su pequeño Sonnie, de 8 meses.

¿Quién pensaría que eran sus últimos minutos de vida?

Mike Hollingworth simplemente se acostó a dormir en su casa de, North East Lincolnshire, Inglaterra y no volvió a despertar.

Su pareja, Hollie Bridgewater, asegura que no lo vio sufrir en ningún momento y creyó que disfrutaba del descanso.

La mujer no sale del asombro por la inesperada desaparición física de Mike, pero asegura que la consuela saber que antes de partir le dijo “te amo” a su bebé.

Además, afirma que el hombre amante de la música se fue en paz y sin manifestación alguna de sufrimiento. “…me dijo que me amaba y me dijo que no me preocupara…”.

DJ Giddy era ampliamente conocido en la zona de Grimsby y al divulgarse la noticia de su desaparición física, más de 700 personas enviaron palabras de condolencia a su familia.

Para Hollie, el dolor más grande es que él no haya podido disfrutar junto al infante momentos especiales como las fiestas navideñas o el primer cumpleaños.
Sin embargo, dice que permanecerá en su memoria para siempre.

Lamentablemente la novia, los padres, hermanos y amigos de Mike tendrán que acostumbrarse a vivir con su ausencia, al igual que sus hijos mayores: Brody Hollingworth y Gage Gallagher. Todos lamentan no haberle dicho cuanto lo amaban.