Deshazte del dolor de las rodillas y articulaciones sin necesidad de inyecciones con esto!

Rara vez pensamos lo importante que son las rodillas en nuestro cuerpo. De hecho, realmente las rodillas son las articulaciones más importantes de las piernas, y esto es porque que ellas permiten que nos doblemos o nos enderecemos y al mismo tiempo le dan estabilidad al cuerpo al momento de caminar, correr, agacharse o hacer cualquier tipo de ejercicio.

Sin embargo, llegan momentos en los cuales las rodillas empiezan a verse con inconvenientes, todo el cuerpo lo resiente y de a poco vamos dejando de lado actividades que hacíamos cotidianamente  porque el dolor empieza a interferir en nuestra vida diaria.

No obstante, estos dolores  pueden originarse por malas posturas, lesiones, sobrepeso, o enfermedades crónicas. No siempre tiene que ver con la edad y puede afectar a cualquier persona.

Pues en el día de hoy te presentaremos la mejor receta la cual te ayudará a eliminar el dolor de rodillas sin necesidad de remedios costosos e invasivos que suelen ser antiinflamatorios que afectan el aparato digestivo.

Toma nota de este remedio casero que te hará la vida más fácil:

Para esto, necesitarás los siguientes ingredientes: 1 taza de copos de avena, 1 taza de jugo de naranja 100% natural, 2 tazas de agua, 2 tazas de piña en trozos, 1 cucharadita de canela, ½ taza de almendras trituradas y Miel orgánica para dar sabor.

Elaboración:

Pues solamente tendrás que calentar la harina de avena en el agua removiendo durante algunos minutos. Deje enfriar y agregue esta preparación junto con el resto de los ingredientes a la licuadora. Mezclar hasta lograr una preparación homogénea.

Indicaciones:

Pues toma esta preparación una vez al día y sus ligamentos, tendones y articulaciones recuperarán su fortaleza. Consumir a diario y sus tendones, ligamentos y articulaciones se fortalecerán haciendo que el dolor vaya cediendo poco a poco.

Otras maneras de aliviar el dolor:

– Bajar de peso

– No permanecer mucho tiempo en una misma posición (sentado, arrodillado, cuclillas, etc)

– Usar calzado bajo y cómodo

– Yoga, masajes y Tai-Chi

– Aplicar de manera alternada compresa frías y calientes

SHARE