Entérate de cómo eliminar el exceso de cera de los oídos de forma natural!

Conocemos muchas cosas de nuestro cuerpo, pero este dato pocos lo sabíamos: los folículos pilosos y las glándulas que recubren el conducto auditivo producen el cerumen o cera que se elimina por sí solo hacia la entrada del oído. Bastante interesante, verdad?

Pues vemos frecuentemente, que el oído produce la cera que necesita para mantener protegido el conducto auditivo de todo tipo de agente externo como polvo, insectos e incluso infecciones; así como además del agua que pueda ingresar cuando nos bañamos o nos sumergimos.

De modo, cuando vemos que algunas personas dan más cera de lo normal, esta puede transformarse en un gran inconveniente debido a que puede causar dificultades en la audición o picazón.

Sin embargo, algo de vital importancia es que uno de los peores errores que tenemos los seres humanos al querer limpiar los oídos, es que introducirnos cualquier tipo de elemento o incluso los mismos dedos, que lo único que hacen es empujar aún más la cera hacia el interior del oído. Esto es algo que nunca debes hacer porque puedes causar más complicaciones.

No obstante, si notas que la acumulación de cera es abundante, te sugerimos algunos remedios caseros para ayudar a limpiarla de manera segura.

Primero: Agua y sal

Esta combinación es una de las más usadas para ablandar la cera y poder limpiar el oído sin dificultad. Simplemente necesitarás los siguientes ingredientes: 1 cucharadita de sal, ½ taza de agua tibia, 1 trozo de algodón.

Preparación

Disolver la sal en el agua hasta que ya no puedas verla. Embebe un trozo de algodón y extrae un poco del agua salada. Coloca 2 o 3 gotas dentro del oído y déjalas durante 3 minutos. Gira la cabeza en sentido opuesto para que la cera disuelta se drene. Limpia con un paño cuidando de eliminar sólo la cera visible.

Segundo: Aceite de oliva tibio

Las propiedades antisépticas del aceite de oliva ayudan a prevenir infecciones, alivia el dolor y ablanda el cerumen. Necesitas los siguientes ingredientes: 3 gotas de aceite de oliva tibio, 1 gotero.

Elaboración

Calienta 1 cucharada de aceite de oliva y aplica con el gotero 2 o 3 gotas dentro del oído. Deja que el cerumen se disuelva durante 10 minutos y luego inclina la cabeza en sentido contrario para que drene y poder limpiarlo.

Tercero: Aceite de almendras

El aceite de almendras actúa de la misma manera que el aceite de oliva. Lubrica el oído y ayuda a eliminar el exceso de cera. Solo necesitas estos ingredientes: 5 gotas de aceite de almendras y 1 gotero.

Preparación

Con aceite de almendras tibio toma el gotero e introduce 4 o 5 gotas en el oído. Inclina la cabeza para que el aceite llegue al interior durante 10 minutos. Inclina nuevamente la cabeza para que drene el cerumen derretido y limpia con un paño el exceso visible.

Quinto: Aceite de bebé

El aceite de bebé tiene componentes muy suaves que son inofensivos para los oídos y que pueden utilizarse perfectamente para eliminar la cera acumulada. Solo necesitarás los siguientes ingredientes: 5 gotas de aceite de bebé, 1 gotero y 1 trozo de algodón

Elaboración

Con la ayuda del gotero, introduce 3 o 4 gotas del aceite para bebés y sigue el mismo procedimiento que en los casos anteriores. Si el problema persiste, no dejes de consultar con tu médico.

SHARE