Cuando veas lo que yo logro con aceite de oliva y cascará de madarina dirá ¡WOW!.

Son muchas las bendiciones que nos brindan los productos naturales. Cuando pensamos que lo hemos aprovechado todo siempre aparece algo nuevo que esta brinda.  Es por ello que me gustan al máximo todo lo que tiene que ver con dichos productos. No solo puedo usarlos para cuidar mi salud sino también para la belleza y para el hogar como es el caso de la mandarina de la que les voy a hablar.

Hace unos meses fui a visitar mi amiga y en horas de la noche me llamó mucho la atención unas velas aromáticas fuera de lo común, algo sencillas, pero increíblemente hermosas y despedían un aroma excepcional. Cuando me acerqué a apaciguar mi curiosidad me dí cuenta que estaban elaborada con solo dos productos naturales: mandarina y aceite de oliva. No satisfecha quise aprender a elaborar tan increíble detalle y ponerlo en mi hogar para sorprender a todos.

Es muy sencillo elaborarlas, solo basta con tomar una mandarina, y cortar la cascara a la mitad. Luego con mucho cuidado aflojar la cáscara y extraer los gajos. Sujeta la parte de cáscara que tiene un pico en el medio, y llénala hasta más o menos un cuarto con aceite de oliva. Con la otra parte de la cáscara haz unos cortes en forma de estrella, por ahí saldrá la luz. ¡Esto le dará un toque elegante y bonito!

Cuando la cáscara haya succionado el aceite de oliva puedes sacar los fósforos y encender la pequeña mecha en el medio de la cáscara. Coloca la tapa y ya estará lista tu nueva vela casera.

SHARE