Así es como tu cuerpo te avisa que vas a sufrir una embolia.

Una embolia es un trastorno circulatorio en el que una obstrucción en la corriente sanguínea evita la alimentación de oxigeno al cerebro provocando muerte celular. Esto puede tener efectos de larga duración, como parálisis e inconvenientes del habla y en muchas ocasiones la muerte. Anualmente son muchas las personas que padecen este trastorno, sin embargo está comprobado que son las mujeres las más propensas a padecerlas.

La importancia de padecer esta enfermedad radica en que esta puede ser superada o prevenirse con éxito si se conocen los síntomas, previos a un ataque.

Una embolia se origina cuando un coágulo es transportado por la corriente sanguínea y bloquea bruscamente un vaso sanguíneo. A esto se le denomina como “émbolo”, que puede ser un coágulo sanguíneo o trombo, ó estar formado por células tumorales, grasa, líquido amniótico o aire.

Por lo general los síntomas de una embolia son dolores repentinos y, a pesar de que la sintomatología puede ser diferente para hombres y mujeres, hay señales tradicionales de una embolia que son exactamente las mismas para los dos sexos: mareo, visión turbia, inconvenientes de lenguaje y de memoria, adormecimiento y parálisis en un lado del cuerpo.

Los síntomas de la embolia dependen del vaso sanguíneo obstruido. Pero a continuación te presentamos los síntomas que se manifiestan con mayor frecuencia en mujeres y que pueden ser señales de una embolia.

Síntomas:

  • Pérdida del conocimiento.
  • Vahídos o bien debilidad.
  • Complejidad para respirar.
  • Náuseas.
  • Ataques epilépticos.
  • Cambios de personalidad.

Las mujeres que toman anticonceptivos a base de hormonas, las que están en el último trimestre del embarazo o bien que terminan de dar a luz, tienen un peligro mayor de sufrir una embolia.

Si alguna vez tu o alguien cercano a ti presenta varios de estos síntomas acude de inmediato al médico.

SHARE